INFOINICIOCLAVARIOS 2018JUNTA DIRECTIVA 2018SECCIONESACTIVIDADES LITÚRGICASACTIVIDADES SOCIALES


Las Imágenes
La Nueva Custodia
La Restauración de la Túnica de Jesús Nazareno
Nuestra Vesta


HISTORIA

     
Síntesis de la historia de la Muy Ilustre Archicofradía de Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Sufragio
 
 
La Archicofradía de Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Sufragio tiene su origen en la devoción de los alzireños por Nuestra Señora que redimía las benditas almas del Purgatorio en su tránsito al Cielo, y que los alzireños empezamos a venerar en nuestra ciudad durante los años de la conquista cristiana en el siglo XIII. Conquistada la población musulmana de Algetzira por el rey Jaime I, se construyó un templo cristiano en el centro de la Villa dedicado a Santa Catalina de Alejandría, y junto al mismo, se creó el primer cementerio de la ciudad. El nuevo cementerio estaba presidido por una torre campanario gótica que compaginaba el uso religioso con el civil, y sobre ella hay una hipótesis que apunta la posibilidad de que en su base hubiera un oratorio dedicado a Nuestra Señora del Sufragio.

Cuatrocientos cincuenta años después, la devoción de los alzireños por esta advocación mariana tan singular obligó a las autoridades religiosas y civiles de la ciudad a impulsar la construcción de una capilla nueva y más espaciosa junto a la anterior,y justo en el centro de aquel antiguo cementerio que no paraba de crecer. Así, los jurados de la Villa acuerdan el día 1 de febrero del año 1753: "...el que se haga en el cimenterio de dicha villa una capilla para que en ella se celebren misas en sufragio de las venditas almas del Purgatorio y que muchos devotos se havían aplicado ya con diferentes limosnas..."

Según la documentación del Archivo Municipal de Alzira, el día 21 de agosto del año 1762, aparecen anotados donativos a la "Unión de Nuestra Señora del Sufragio formada en la nueva Capilla del Cimenterio".      

El día 15 de febrero del año 1775, los jurados de la Villa autorizan a la "Unión o Archicofradía de Nuestra Señora del Sufragio", a desfilar en la procesión del Viernes Santo. Y desde aquel año 1775 la Archicofradía de Nuestra Señora del Sufragio y Jesús Nazareno, ha participado en este desfile sin interrupción hasta nuestros días, salvo los tres años de la guerra civil española. Una de las actividades más relevantes que aún perdura desde aquel memorable año 1775, es el Vía Crucis, presidido por la imagen de Jesús Nazareno, que empezaba en la puerta de la ermita de Nuestra Señora y finalizaba en la puerta de la  Iglesia de Santa María. Así como la novena en sufragio de las almas del purgatorio que aún se celebra cada mes de noviembre.

En el  año 1940, finalizada la contienda civil, se reorganizó la Archicofradía, y en el año 1941 se reconstruyó el paso con las imágenes de Jesús Nazareno y de Simón Cirineo, las cuales son obra del escultor de Sueca Juan Fuster Seguí. La figura del Nazareno es una imagen de vestir con cabellera natural y tiene una altura de 1'50 metros. Está vestido con una túnica morada de terciopelo bordada en oro.  La figura de Simón Cirineo es una talla de 1'57 metros de altura, y representa un labrador judío vestido con una camisa ancha y un pantalón corto de color ocre y calzado con botas de cuero.  

La Archicofradía de Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Sufragio, mantiene la costumbre de guardar las imágenes durante todo el año en la casa de los clavarios, y para tal finalidad se construyó una vitrina el año 1948.
 
El año 1956 la junta general acordó la renovación de la vesta suprimiendo la antigua capa y adoptando un nuevo modelo de vesta consistente en un sayal de tela de satén color morado con escapulario sobre la parte izquierda del pecho y con el anagrama de la Archicofradía bordado sobre la manga izquierda de la vesta. El capuchón se acordó que fuera de color oro viejo.
  
Hasta el año 1957, el paso fue llevado a hombros, en ese año se construyó una carroza para poder llevar la anda sobre ruedas, con la  consiguiente desaparición de los portadores. Cinco años después, en el 1962, se confeccionó una túnica nueva para el Nazareno, más ancha y holgada que la anterior y con una mayor vistosidad ornamental. Los bordados los realizaron mujeres voluntarias de la Archicofradía.
  
En el año 1973 se creó la junta de señoras de Nuestra Señora del Sufragio, y el día 7 de abril del 1974 el señor Dean de la Catedral de Valencia don José Songel Pérez bendijo la nueva imagen de Nuestra Señora del Sufragio obra del escultor valenciano José Vilaplana.
  
Durante la Semana Santa del 1978 desfiló por primera vez la banda de timbales y tambores de la Archicofradía que estuvo formada por un numeroso grupo de jóvenes cofrades e hijos de cofrades, los cuales han desarrollado durante estos ultimos treinta y dos años, una gran actividad participando en todos los actos programados por la Junta de Hermandades y Cofradías de nuestra ciudad, y han sido merecedores de varios premios y distinciones. Actualmente la banda está formada por 45 jóvenes.  
  
La devoción de los alzireños a Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Sufragio, se remonta al origen del cristianismo en Alzira. Por ello, La Muy Ilustre Archicofradía, ha tenido siempre la voluntad firme de ser digna heredera de la antigua hermandad de caballeros templarios que acompañaron al rey Jaime I en sus conquistas cristianas con la misión de socorrer a pobres y desvalidos, y por este motivo, ha asumido como emblema propio la cruz potenzada de la insigne y poderosa Orden Del Temple.  
  
En el año 1991, se conmemoró el cincuenta aniversario de la construcción de las imágenes de Jesús Nazareno y de Simón Cirineo, y en el año 1998, se celebraron los veinticinco años de la construcción de la nueva imagen de Nuestra Señora del Sufragio.
  
Actualmente, las andas de Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Sufragio desfilan en la procesión decoradas con flores naturales preferentemente de color morado y amarillo, procurando que su volumen no desvirtúe o dificulte  la visión de las imágenes, siendo acompañadas por la banda de Tambores de la Archicofradía y por la Banda de Música Unión Musical San Diego. 
  
Las imágenes de Jesús Nazareno, Simón Cirineo y Nuestra Señora del Sufragio, quedan depositadas durante todo el año en la casa de sus clavarios, los cuales asumen la responsabilidad de preparar el dosel.
  
Con el paso de los años, la Archicofradía de Jesus Nazareno y Nuestra Señora del Sufragio ha experimentado un importante crecimiento y ha llegado a ser una de las más numerosas de las que participan en la Semana Santa de Alzira, registrandose  en la actualidad una filiación de 600 cofrades. Su actividad está regida por una Junta Directiva presidida por la señora Reme Pau Plá, y está inscrita en la parroquia de Santa Catalina, de nuestra ciudad.

01
02