INICIOCLAVARIOS 2018JUNTA DIRECTIVA 2018HISTORIASECCIONESACTIVIDADES LITÚRGICASACTIVIDADES SOCIALES


Banda de Tambores
Camareras
Celadores
Penitencial
Portadores Jesús Nazareno
Portadoras Ntra. Señora del Sufragio


Portadoras Ntra. Señora del Sufragio
 
Corría el año 1994 cuando mis tíos Adrián y Encarnita fueron los Clavarios mayores de nuestra archicofradía; fue durante la realización de aquel dosel donde sin saberlo empezaría el vínculo entre nuestra Virgen y yo.

Viene a mi memoria ese primer encuentro junto a mi padre, el cual me paseaba por aquel dosel explicándome con una ilusión contagiosa y de manera sencilla lo que representaba aquella Virgen en el centro de una cueva rodeada de lucecitas; tenía 6 añitos y recuerdo como mi entendimiento no comprendía como ese dulce rostro se le podía decir del sufragio. A partir de ahí, contagiado por mi madre, mi devoción hacia nuestra señora aumentaba año tras año y fue al fin en 2014 cuando finalmente me decidí a pedir ser portador de la virgen, acercándome discretamente a Reme le dije que si se aprobaba el que los cofrades pudiéramos llevar el carro de la virgen, que por favor contaran con un servidor.

El momento llegó y aquella semana santa de 2015 unos de mis deseos se vio realizado, junto a mí, 6 valientes compañeras y tres compañeros más, llevaron a nuestra señora por los calles de Alzira, aquella experiencia aunque agotadora fue gratificante y me convenció de que allí estaba mi lugar al lado de nuestra virgen como uno más de sus portadores; lo que nunca llegaría a descubrir es que esta simple petición a Reme me llevaría tanta gratificación personal, pues da gusto ver los rostros respetuosos de la gente de Alzira y visitantes al paso de nuestra señora y escuchar las palabras que le son dedicadas en las procesiones, a la par que disfruto compartiendo estos momentos con mis compañeras y compañeros portadores.

Quizá no la llevamos de forma tan sincronizada como otros pasos, pero de lo que si estoy seguro es que pocos pasos los llevarán con tanta devoción como llevamos nosotros a nuestra señora del Sufragio, a la que tanto hoy como aquel primer momento del año 94 ese dulce rostro me observa y se ve contestada por mi mirada curiosa y respetuosa.


 

01
02