INICIOCLAVARIOS 2018JUNTA DIRECTIVA 2018HISTORIASECCIONESACTIVIDADES LITÚRGICASACTIVIDADES SOCIALES


Banda de Tambores
Camareras
Celadores
Penitencial
Portadores Jesús Nazareno
Portadoras Ntra. Señora del Sufragio


Camareras


Este escrito no va sobre la Sección de Camareras de la Archicofradía, va sobre las Camareras. Invito a la reflexión que sugiere marcar la distinción entre la Sección de Camareras y las Camareras en sí, porque el primer concepto muestra la parte institucionalizada del grupo; espero que se entienda ahora el motivo de centrarme en las Camareras, en las personas.

El origen de la palabra ‘camarera’ hay que situarlo en el contexto de la Corte Real, donde las ‘camareras’ eran aquellas personas de confianza de la Reina, que, en la cámara, le ayudaban a arreglarse. Si trasladamos este hecho a nuestra Archicofradía, vemos una sección de mujeres tradicional en la Semana Santa de España, pero única en la Semana Santa alzirenya.


Si bien es innegable la vistosidad de la Sección en el aspecto procesional, aquello más destacable es el espíritu de sus miembros. Estos último años he tenido la gran suerte de poder conocer a muchas de más cerca y en cada momento que hemos podido compartir, he encontrado humanidad, buen hacer y fuerza, una fuerza que nunca se agota, valores que he visto como las empujan a servir con ilusión a la Madre de Dios del Sufragio. Por otro lado, verlas desarrollar sus tareas con tanto de amor, se me representa mi abuela, que no he tenido la suerte de conocer, pero estar rodeada de gente que sí que la han conocido me hace sentir como si aún estuviera por aquí.

Mucha hubiera sido la ilusión de mis padres eso de verme salir detrás de la Madre de Dios, aun así 2016, sin duda, es un año que miraré con mucha ternura; al incorporarme a esta sección, sigo una tradición muy arraigada a mi familia, y de forma natural necesito vivirla tal y como he aprendido desde muy pequeña.

Seguiré esta tradición con el orgullo de pertenecer en la Archicofradía, sin embargo, sobre todo, como Camarera, con la humildad y la voluntad de servicio a Nuestra Señora del Sufragio, siendo un testigo vivencial de la fe en Jesucristo y del amor a Dios, que crece en nuestros corazones de cofrades.





 
 
 

01
02